Técnico de la Selección Nacional de Ciclismo

En el año 1952, Atilio inicia en el Instituto Nacional de Deportes de Francia un curso que marcaría el comienzo de su carrera como Director Técnico de ciclismo, bajo la dirección de un maestro, Daniel Clément, se prepara todo un año, estudiando a fondo la técnica y tácticas de este deporte, como asimismo la educación física, su preparación y mantenimiento.

Egresa con el título de Instructor - Entrenador de Ciclismo otorgado por la Federación Francesa de Ciclismo, en ese Instituto en París, con el siguiente comentario: “Excelente trabajo. Puede ayudar con eficacia e inteligencia al desarrollo del ciclismo en su país” y con un promedio de 8 sobre 10 en las cinco materias impartidas.

De regreso a Uruguay, en 1954 dirige a la selección Nacional en el Campeonato Americano disputado en Brasil donde se consiguen importantes títulos.

Ese año comienza a dictar clases en el Curso de Entrenadores en la Comisión de Educación Física, donde procura transmitir sus conocimientos de tantos años en pistas y rutas, más lo realizado en París.

En 1954 Uruguay compite en Alemania y un año después en Venezuela, donde se logran títulos en todas las pruebas disputadas. En 1956 por discrepancias con la dirección técnica de la Selección Nacional previa a los Juegos Olímpicos de Melbourne renuncia al cargo.

Vuelve a la dirección técnica en los años 1965 y 1966, y en 1968 ocupa la Vice Presidencia del Comité Organizador del Campeonato del Mundo en Uruguay.

“Algo totalmente inusual, porque habitualmente los torneos mundiales se disputan en Europa...” “Este trabajo fue para mí una experiencia invalorable, tuve que imaginar con antelación mil y una situaciones que se podían plantear, abarcando todos los aspectos que se deben prever para organizar esta clase de competencias con éxito”. “Recorrer caminos, precisar puntos, incluso tener en cuenta donde el público va a irse apostando a lo largo de una competencia”.

Atilio se mantuvo siempre en contacto con el ciclismo, fue Presidente de la Comisión Honoraria del Velódromo Municipal (el que hoy lleva su nombre) entre los años  1987 y 1991.

Fue presidente de la Asociación de Olímpicos de Uruguay en 1988 y fue el Secretario del Panathlon Club de uruguay entre  1988 y 1994.

Otro punto de contacto con este deporte fue como Periodista Deportivo, desempeñándose en numerosas actividades,  a lo largo de los años, en Prensa, Radio y Televisión.

Fuentes: Estrellas Deportivas No.17, El Diario – enero de 1978

                Archivo D.F.

logo-web2.png
Atilio François ©2020 . Todos los derechos reservados . Diseñada por AG Marketing