“El deportista debe vivir y sentir intensamente en deporte, practicarlo como si fuera el único motivo de su vida...pero sabiendo que solo es una pequeña parte de la misma,”

 “Nada más importante para la vida de un deportista, que tener un orden, una organización hasta en las pequeñas cosas. Se deben respetar horarios, tanto en el sueño, en las comidas, en las distracciones, etc...”

El ciclista rengo: es fundamental la preparación sicológica del deportista; un hombre bien preparado físicamente, y que no lo esté desde el punto de vista sicológico es un deportista rengo.

“Esto está incluso en relación directa con lo que hoy está tan en boga el consumo de estimulantes. Un deportista bien preparado, que además esté realmente mentalmente preparado para competir, no necesita estimulantes para mejorar su condición.”

“En alguna oportunidad dije que el deportista, en su preparación ideal, debe ser como un niño. Sano, física y mentalmente, sin preocupaciones, volcando todo el esfuerzo en la propia competencia”.

“El verdadero atleta debe ser autor, actor, espectador y crítico a la vez:

Autor: para planificar y definir lo que quiere y para que lo quiere.

Actor: cuando es capaz de realizar lo que se propuso

Espectador: cuando es capaz de despersonalizarse y analizar en forma desapasionada lo realizado

Crítico: de sí mismo, analizando fallas y errores, sus causas a los efectos de incorporarlos como conocimientos.

En cuanto a las fallas y errores, el juicio sereno y severo a fin de transformar el error de hoy e el acierto futuro.”

“El sacrifico, la perseverancia, la dedicación, el cultivo de la facultad de la voluntad, son básicos y forman también parte importante de los éxitos y aún de los fracasos. Yo muchas veces he dicho algo que para mí tiene gran valor: yo aprendí perdiendo, aprender a perder es ganar la primera batalla de honestidad deportiva.”

logo-web2.png
Atilio François ©2020 . Todos los derechos reservados . Diseñada por AG Marketing